El alcalde de Navajas, José Vicente Torres, del PP, prestó ayer declaración ante la titular del juzgado de Segorbe, en el trámite de diligencias previas seguidas a instancias de un vecino de la localidad, José Domínguez, dirigente del Bloc, que por vía penal denunció al edil por presuntas irregularidades en el proyecto de construcción de un inmueble por parte de la empresa de la que es gerente el alcalde.

La principal acusación se refiere al otorgamiento de licencia de obras con el voto del propio alcalde para el proyecto presentado por su empresa, circunstancia que fue desmentida por Torres, presentando un acuerdo municipal por el que se delegaba la comisión de obras en el concejal de Urbanismo que concedió la licencia con fecha 2004.

Según relató el primer edil, una vez resuelta esta circunstancia, la mayor parte de las preguntas planteadas por la jueza se refirieron a la existencia de una cavidad en el subsuelo de la propiedad que se pretende construir. En esta cuestión, el alcalde presentó un estudio geotécnico y otro geofísico, asegurando que "la propia Conselleria estima que no hay problema para la seguridad de la obra ni la cueva".

Torres concluyó confiando en que "la jueza entienda que esto es una cuestión política y personal de este vecino, que lo que intenta es adueñarse de todo aquello que rodea a su parcela". Junto al alcalde, prestaron declaración el concejal de Urbanismo y el secretario del consistorio.