El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, anunció ayer que el Consell declarará el camí de les Useres a Sant Miquel de les Torrocelles (Llucena), Xodos y Sant Joan de Penyagolosa (Vistabella) monumento natural. Además, avanzó otras dos actuaciones en la Comunitat: la proclamación del Río Serpis como paisaje protegido y la aprobación del Plan de Acción Territorial de Protección de la huerta de Valencia.

Camps afirmó que "estas tres grandes acciones serán emprendidas por el gobierno de la Generalitat de forma inmediata", y manifestó el esfuerzo del Consell por proteger y mejorar medioambientalmente los espacios de las tres provincias.

Respecto a estas tres actuaciones, el máximo mandatario autonómico declaró que "siguen la estela de lo que fue la declaración de parque natural del Túria, y son una muestra de que desde la Generalitat se trabaja para proteger el territorio y el medio ambiente, aquello que sentimos nuestro".

En este sentido, el dirigente valenciano no se olvidó de hacer referencia al esfuerzo y trabajo conjunto tanto de los alcaldes de los ayuntamientos implicados como del gobierno autonómico "para hacer posible la protección del paisaje valenciano, que no es incompatible con el desarrollo, si no que es necesario, complementario y esencial".

Por ello, añadió, "se van a aplicar todos los instrumentos necesarios con el objetivo de dejar en las mejores condiciones posibles el espacio natural que tendrán las futuras generaciones valencianas".