La ciudad de Peñíscola recibió ayer a un grupo de niños procedentes de la República Checa, fruto de una campaña solidaria impulsada desde la localidad. Es un colectivo de 30 huérfanos, a quienes el consistorio ha financiado el transporte hacia Peñíscola.

En esta estancia, se les ha ofrecido una bienvenida oficial en el Ayuntamiento, con la presencia de las autoridades locales. También se les entregó un obsequio y se preparó una paella en el casal.