La inexistencia de un parque empresarial en Alcal de Xivert ha frenado el desarrollo industrial de la localidad en los últimos años, llegando incluso a provocar que muchos empresarios locales tuvieran que montar sus negocios en poblaciones vecinas. La aprobación del proyecto de urbanización El Campaner, con una zona industrial contemplada que ronda los 228.666 m, sembró el optimismo entre los propietarios y demás xivertenses, inquietos ahora por el retraso de la ejecución de las obras.

Y es que, si en un principio la Conselleria de Empresa, Universidad y Ciencia fijó para este mes de octubre su inicio, y el Ayuntamiento de Alcal de Xivert aseguró que las máquinas no podrían empezar a trabajar hasta mediados de noviembre, a día de hoy, el proyecto aún está pendiente de adjudicar por la empresa pública Seguridad y Promoción Industrial Valenciana (Sepiva), adscrita a la Generalitat Valenciana. Según fuentes oficiales de la Conselleria, "se han presentado al concurso siete empresas constructoras y se está elaborando el pertinente informe para la contratación".

Así, la adjudicación de los trabajos no se hará antes de "mediados de noviembre", con lo que la urbanización se retrasaría hasta principios del próximo 2007. El plazo de ejecución contemplado no debe superar los 12 meses, con lo que es muy probable que el parque empresarial El Campaner no pueda estar inaugurado hasta finales del próximo año o principios del 2008.

Al respecto, hay que recordar que el presupuesto base de licitación es de 4.039.122 euros y que el polígono abarcará una superficie total de 228.666 m, con 67.547 m de viales, 22.933 m de zonas verdes, 137.186 m para las parcelas y otros 1.000 m destinados a equipamiento. Asimismo, el recinto se dividirá en 73 parcelas --de 850 m la más pequeña y de 5.800 la de mayor tamaño-- y, además, contará con 704 plazas de aparcamiento.