Los usuarios de la avenida Mediterránea de Burriana exigen soluciones para facilitar las incorporaciones del tráfico rodado desde los accesos al Arenal y el camí Fondo. En días como ayer, con la afluencia que se produce a Mercaplaya, y los coches que llegan por el camí Fondo, el caos circulatorio en la zona es inevitable.

PÉRDIDA DE TIEMPO Los vehículos que salen de la playa y el mercado ambulante pueden tardar hasta 20 minutos en incorporarse a la avenida Mediterrànea por la cantidad de tráfico existente. Si el que sale de la playa quiere ir hacia el puerto, la complicación es mayor, ya que debe esperar a que no venga nadie por la izquierda ni por la derecha, por lo que la espera es mayor. Algo similar ocurre en el Camí Fondo, la tercera alternativa, aparte de los viales al Puerto y Grao, para acceder al mar.

Cualquiera que se acerque a las horas de máxima concentración de vehículos puede oír las quejas de los conductores que piden que se habiliten rotondas para facilitar las incorporaciones a este vial. De hecho, en el cruce con el Camí Fondo, va a redactarse un proyecto por parte del ingeniero municipal, en cuanto acabe el verano, para construir una glorieta en este punto.

Por otro lado, los peatones solicitan que de una vez por todas se acometa la reforma de la acera que quedó pendiente en el proyecto de rehabilitación llevado a cabo por PP-UPV en 1996.

Entonces se repavimentó toda la avenida, se cambió el alumbrado y se pintó un carril bici separado por unos bolardos, que ya han desaparecido. Las obras ejecutadas por Lubasa costaron 265.000 euros, de los que 42.000 los pagaron los vecinos mediante contribuciones especiales. La acera no se tocó, porque incrementaba el proyecto en 200.000 euros más debido a su longitud --unos 2 kilómetros-- y el Ayuntamiento, en aquel momento, no podía asumirlo. El año pasado se dotó de rampas a toda la avenida, para que las aceras fuesen accesibles. En total se hicieron 60 rampas desde la calle Escullera de Ponent hasta el Grao; sin embargo todavía está pendiente rehabilitar todo toda la acera. El principal motivo que ha impedido que esta avenida mejore en los últimos 11 años ha sido que siempre se ha vinculado al proyecto de desarrollo del Arenal.