El equipo de gobierno que encabeza Francesc Colomer en Benicàssim prepara un plan de choque para lavar la cara a los parques y jardines de la localidad, según aseguró a Mediterráneo el concejal de Obras y Servicios, Gustavo Ramón.

Ramón salió al paso de las quejas formuladas por la portavoz de la asociación de vecinos La Punta, Elena Llobell, ante la suciedad y estado de "total abandono" del parque Serra d´Irta.

El edil de Obras y Servicios lamenta que la entidad vecinal "no se haya dirigido al Ayuntamiento para realizar la reclamación", al tiempo que ve un transfondo político en la queja, "ya que Llobell ocupó el séptimo puesto en la lista del PP y, sin embargo, durante los 11 años del anterior equipo de gobierno no hizo petición alguna al respecto, pese a que el parque estaba igual que lo está ahora".

Sin embargo, Ramón reconoce que el estado en el que se encuentran las zonas verdes de Benicàssim no es "óptimo". De ahí, la intención de elaborar un plan de choque, que se aplicará "en cuanto se tengan los recursos económicos que ahora no hay".

El edil afirma que en el parque Illa Grossa "se actuó rápido, tras pedirlo los vecinos".