La rotonda que regula el paso entre la urbanización Cerromar, la playa Sur y las urbanizaciones de la zona sur del municipio será objeto de modificación por parte del Ayuntamiento de Peñíscola, con el fin de mejorar el acceso por ella de los vehículos de gran tamaño.

La glorieta fue construida hace unos meses, culminando las actuaciones de mejora en la urbanización Cerromar. Desde el consistorio han detectado que esta regulación ha mejorado el tráfico en la zona, que tiene muchos cambios de rasante, pero los grandes vehículos han detectado dificultades de paso.

Esta situación deriva del pequeño diámetro de la rotonda, por lo que el espacio para la conducción es limitado. El concejal de Urbanismo, Romualdo Forner, ha explicado que se harán "cambios para que la rotonda permita el paso a grandes vehículos fácilmente".

Las mejoras en Cerromar han supuesto una inversión de 363.000 euros, con los cuales se han mejorado las instalaciones de dicha urbanización.