Un agravante es que mientras la papelera se encuentre en estado ruinoso y sea de titularidad municipal, difícilmente va a desaparecer, ya que el derribo podría costar 500.000 euros. Otro punto a tener en cuenta es la idea de reservar 4.000 m para una nueva Casa Cuartel de la Guardia Civil y rentabilizar así el solar actual, junto a la plaza de la Generalitat.