La depuradora de aguas de la localidad, que comprende las pedanías de Fredes, el Ballestar, Coratxar y El Boixar ha sido finalizada. La obras han tenido un año de duración y han tenido un coste de 78.000 euros, el cual ha sido financiado por la Diputación de Castellón. El consistorio está a la espera de que se establezca una fecha concreta para inaugurarla oficialmente. El alcalde del municipio, Víctor Gargallo, confía que este acto tenga lugar próximamente. RD