La X edición de la Feria de Oficios de Almedíjar, que se inauguró ayer y que se cerrará hoy con un concierto de la rondalla y coro del municipio, reunió en la primera jornada a cientos de personas, ansiosas de conocer el pasado de los trabajos más arraigados. En la muestra, empleos como el de pregonero o de esquilador fueron los más atrayentes.RD