Almassora limitará el tráfico de vehículos cuyo peso máximo autorizado exceda de 15 toneladas por el distrito marítimo.

Un bando marcará las condiciones para poder transitar por la playa durante los meses de julio y agosto para posibilitar la convivencia de residentes con las obras y el tránsito.

La resolución, que entrará en vigor el próximo 1 de julio, no permite la circulación de este tipo de transporte por el área residencial de la playa, el paseo marítimo, así como los caminos Om Blanc, Catalans, Ben Afelí y la Mar. La medida se completa con la suspensión de autorizaciones para realizar obras que supongan cortes o alteraciones de los caminos y vías públicas de la playa. Una circunstancia que solo se podrá alterar "por la justificación expresa de la obra para garantizar la seguridad o que no tengan incidencia ninguna en el tráfico rodado", tal y como detalla el bando.

El concejal de Seguridad y primer teniente de alcalde, Luis Martínez, ha señalado que la orden, que se emite cada año antes del arranque de la temporada estival, "pretende mitigar las molestias de los vecinos y residentes de la playa durante una temporada en la que el distrito marítimo incrementa su censo residencial de forma considerable". A esta medida se suma la limitación horaria para las actividades de construcción o reforma.