El alcalde destacó que el final de las obras del vial costero con Benicarló supondrán una mejora en el tráfico, de la que se verá beneficiado el servicio de autobús. "Muchos coches que hasta ahora circulaban por el paseo marítimo irán ahora por el vial, que está a punto de acabar sus obras", indicó. En la actuación falta colocar una capa de asfalto entre la Ratlla del Terme y la Volta, mientras se están acabando los trabajos de jardinería y señalización de la acera y el carril bici. Dependiendo de la demanda, se podría plantear una línea de autobús por este vial y otro directo hasta Benicarló.