La programación de los festejos de Sant Joan i Sant Pere en Vinaròs tuvo que adaptarse ayer al trascendental partido de la selección española de fútbol, de manera que se instaló una pantalla gigante en la carpa de fiestas y la demostración de antigua cocina marinera se preparó en dos turnos. El popular restaurador Salvador Alcaraz, en otra edición de su demostración gastronómica, y ya van 15, ofreció alrededor de 2.000 raciones de arròs amb fesols i naps. Para que los futboleros las pudieran degustar, sirvió algunas antes del encuentro y el resto finalizada la retransmisión.

LOS INGREDIENTES Este plato típico acostumbra a incluir partes del cerdo como oreja y morro, pero esta vez estos elementos se obviaron. "He hecho la receta más liviana porque hace mucho calor", comentó Alcaraz en plena labor. 100 kilos de arroz extra valenciano, 175 kilos de costilla, 100 de alubias de Navarra y 75 de nabos blancos fueron los condimentos y cantidades más destacados del total del monumental plato, sin olvidar para hacer el caldo los más de 70 kilos de huesos aportados por la industria cárnica Dicocar.

Alcaraz manifestó que dado que estas demostraciones de cocina antigua superan ya una cifra considerable, es hora de recuperarlas en su integridad y confeccionar una publicación que las recoja en su integridad.