El Ayuntamiento de Almassora ya ha distribuido entre sus comercios y negocios locales alrededor de 3.000 bolsas de compra bajo el lema Jo compre al meu poble, en una campaña para fomentar el valenciano.

La concejala de Comercio, Nuria Felip, ha explicado que la iniciativa, puesta en marcha el pasado mes de julio, "se ha desarrollado con éxito, ya que decenas de vecinos se han acercado al departamento de Dinamització Lingüística para recoger los ejemplares, porque durante la primera quincena del mes de septiembre se han agotado".

Felip también ha destacado la excelente acogida de esta iniciativa que "cada año programamos con la intención de ayudar a nuestros negocios con productos de utilidad que, además, permiten fomentar el uso del valenciano durante las ventas".

Cabe señalar que en este programa se han repartido unas 3.000 unidades, a las que se han sumado rótulos y otro tipo de indicativos en valenciano para los comercios. La campaña da continuidad a la que se inició en el 2001 y que se retomó en el 2004.