El vinarossenc Felip Osanz, con su documental Los que callaron, los que quedaron, se ha alzado con la estatuilla de Lukas Ulmi, correspondiente al premio de la sección Vinaròs en curt, del ciclo de cortometrajes Agustí Comes organizado anualmente. El documental sostiene su hilo argumental con testimonios sobre los represaliados tras la Guerra Civil española y ha sido rodado en varias poblaciones de la provincia de Huesca.

"Creo que el trabajo arranca de cuando con seis años yo iba a casa de mis abuelos y estaba derruida y me explicaban que a ellos los habían matado los republicanos en la guerra", explicó el premiado. En esta línea, dijo que su obra posee la frescura y realismo de los testimonios rodados "en primera persona".