El presidente de la Junta Local de Fiestas, Manuel Galí, así como el concejal de Fiestas, Vicente Bernat, mostraron ayer su total disposición a estudiar cualquier propuesta de reforma o iniciativa relativa a la ampliación del recinto taurino que se presente canalizada a través de la Asociación de Peñas Taurinas de Almassora (APTA), según manifestaron para Mediterráneo.

En cualquier caso, se trata de una voluntad que, por lo pronto, todavía no se ha transmitido a ninguno de los dos organismos. "Lo cierto es que no se ha entregado ninguna solicitud formal al respecto por parte de este ente, ni a la concejalía correspondiente, ni tampoco a la Junta Local de Fiestas", señalaron.

Sin embargo, en el lado contrario, el de las peñas, consideran que debe ser al revés y que es el consistorio el que tiene que comenzar a poner sobre la mesa esta cuestión que, de seguir el ritmo actual de creación de nuevas asociaciones, se agravará año tras año. Así lo indicó el presidente de la APTA, Juan Luis Marín, quien manifestó su interés por tener una reunión con el Ayuntamiento, ya que, "tras la entrega de nuestra carta, todavía no se han pronunciado sobre este tema, al menos cara a nosotros". El consistorio dice que entraría a analizar la propuesta "en el caso de que la agrupación de entidades nos presenten una solicitud por escrito, al igual que hemos hecho con otras iniciativas nacidas en el seno de la APTA", apostilló Vicente Bernat.