El portavoz socialista en Benicarló, Enric Escuder, instó ayer al Ayuntamiento a tomar ejemplo de los ocho municipios de la Plana Baixa que "están demostrando una mayor sensibilidad hacia sus vecinos desempleados a través del consorcio para el pacto territorial por el empleo". El edil se refería, en concreto, a la iniciativa impulsada en esa zona como medida "prioritaria" para paliar el paro y apuntó que Benicarló "podría tener a finales de año 3.000 desempleados".

Asimismo, mostró su "perplejidad" ante la ausencia de respuestas del Ayuntamiento de Benicarló frente a la alta tasa de paro de la población "ante la que sigue sin poner en marcha ni una sola medida", manifestó. Además, lamentó que el consistorio haya hecho "caso omiso" de la batería de medidas contra el paro presentada por la formación socialista como la agilización de los trámites para inversiones en la ciudad o la generación de suelo industrial y urbano. Escuder advirtió también de los numerosos expedientes de regulación de empleo presentados en las empresas del municipio que "podrían duplicar la cifra de parados a finales de 2009", mientras el alcalde y su equipo de gobierno "siguen durmiendo en la parra y pensando en los petardos", remarcó el portavoz.