La sala de lo civil del Tribunal Supremo ha condenado al alcalde de Segorbe, Rafael Calvo, a indemnizar con 100 euros a dos vecinos de la pedanía de Peñalba por "vulneración del derecho al honor". La sentencia califica de leves las declaraciones que realizó en el 2003 en las acusaba a los demandantes de "querer derribar la casa de su vecino" y de "actuar con malevolencia". R. MARTÍN