Los empresarios de locales de ocio nocturno de Benicàssim reivindican de nuevo a la Administración autonómica una ampliación del horario de apertura de sus establecimientos cara a la próxima Semana Santa. Se trata de uno de los principales puntos que se tratarán la próxima semana en la mesa de seguimiento de la zona acústicamente saturada (ZAS), cuando tienen previsto reunirse las partes implicadas.

En este sentido, el concejal de Medio Ambiente de Benicàssim, Sebastián Esparducer, indicó ayer que "se pondrán sobre la mesa todas las cuestiones relacionadas con algunos cambios que pide el sector, como las mediciones realizadas recientemente o la ampliación del horario, que apoya el Ayuntamiento".

Así, el edil apuntó que se volverá a pedir de forma excepcional al Consell que el horario de apertura se amplíe en Pascua, de acuerdo al decreto autonómico. Ello supondría que los restaurantes o heladerías pudiesen abrir hasta las 2.30 en lugar de hasta la 1.30 horas, mientras que los locales de ocio podrían hacerlo hasta las 3.30 horas.

CONDICIONES Este órgano consultivo también podrá conocer algunas de las cuestiones que han venido reivindicando desde el sector, como la distancia entre locales o la superficie mínima para tener licencia, dos peticiones que han sido estudiadas desde el consistorio y que para su resolución precisan de una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) actualmente en vigor.

En líneas generales, el objetivo del sector es que ambas cuestiones se adapten a la realidad y que sea más sencillo poder abrir un establecimiento con menos trabas por distancia y superficie.

Por otra parte, Esparducer señaló que en ese mismo encuentro se podrá conocer la medición sonora que se realizó el fin de semana del 14 y 15 de marzo en la área ZAS para tener constancia de si las medidas implantadas surten efecto.