El Ayuntamiento de Peñíscola financiará diversas actuaciones de mejora en el casco urbano gracias al plan Camps. La junta local de gobierno aprobaba que la principal obra a desarrollar sea la remodelación de calles como Virgen de Ermitana, Jaume I, Prado o la plaza Zaragoza. Para ello, está prevista la inversión de 1,4 millones de euros. El objetivo es dinamizar la zona como un nuevo foco comercial y solucionar sus deficiencias.