Los bañistas de Oropesa pueden estar tranquilos. La Policía de Playa de este municipio ha logrado erradicar por completo los hurtos en la costa durante los meses de verano. Así lo explicaron ayer a Mediterráneo fuentes de la Policía Local, que señalaron que se trata de un servicio que ofrece esta localidad turística desde hace cinco años.

La Policía de Playa empezó a trabajar en el litoral de Oropesa a mediados del mes de julio, y desde entonces, según aseguran desde esta unidad especial, "no se ha producido ningún hurto en la playa". Sin embargo, "antes de que comenzaran a trabajar, desde junio y hasta mediados de julio, solíamos recibir tres o cuatro denuncias cada semana".

MODUS OPERANDI Según fuentes del cuerpo de seguridad local, "los delincuentes suelen actuar siempre aprovechando los momentos de despiste, que normalmente se producen cuando los bañistas se encuentran dentro del agua o están dormidos".

La unidad especial de Policía de Playa está formada por un total de 13 agentes que se ocupan de la vigilancia del litoral. Además, se encargan de controlar la venta ambulante, así como de informar a turistas y visitantes, ya que representan al consistorio en estas zonas públicas.