La casa del Ayuntamiento de Benicàssim, a través de los concejales Domingo Ferrando, de Servicios sociales; Gustavo Ramón, de Educación e infancia; Ramón Álvarez, de Recursos Humanos y Sebastián Esparducer, de Participación ciudadana; en representación de Francesc Colomer, alcalde de Benicàssim, han recibido la visita de los niños y niñas de Ucrania acogidos en el municipio durante los meses de verano.

Cincuenta y cuatro niños han sido acogidos en la provincia de Castellón, de los cuales ocho se alojarán con familias benicenses durante dos meses y medio. Los niños acogidos pueden, de esta forma, recuperar la salud que han visto perjudicada por los efectos de Chernobil y la central nuclear. Actualmente, Ucrania depende de Rusia para el suministro energético, especialmente gas natural, y las reformas económicas estructurales han hecho vulnerable al país de los vaivenes exteriores. Los niños se han mostrado agradecidos y han destacado la mejora de su estado tanto físico como psicológico. Destacar que, mayoritariamente, los niños llegan a España con problemas en la glándula tiroides y de anemia, entre otros.

Mercedes Martínez, en representación de ANIUK-CAS (Asociación niños Ucrania-Castellón), presente en el acto, ha querido agradecer al ayuntamiento su apoyo y colaboración para que estos niños puedan alojarse en el municipio, que de esta forma, refuerzan su salud y les ayuda a superar el invierno en su país evitando graves complicaciones.

Domingo Ferrando, por su parte, ha agradecido a la asociación el esfuerzo realizado para devolver la salud a estos niños con un cariño admirable, que “gracias a la calidez del sol y el mediterráneo, la comida y el mar; eliminan el 60% de contaminación en sus vidas”.