Ángel Luengo, conocido como El Indio, falleció ayer alrededor de las 20.00 horas en el Hospital General de Castellón, donde permanecía ingresado desde el pasado 26 de agosto, después de que recibiera varias cornadas cuando participaba en una exhibición taurina en Borriol. Así lo confirmaron ayer a Mediterráneo fuentes próximas al ganadero de la Vall d´Uixó y de la peña que patrocinó el toro.

Alberto de Jesús, director de la revista Bous al Carrer, lamentó ayer la pérdida de un "compañero y amigo", tal y como definió a El Indio. "Fue un aficionado a los toros de toda la vida, un rodador de élite que en el año 1997 se montó la ganadería La Pequeña Andalucía, una de las más importantes de la Comunitat y que ha regentado de forma excelente", explicó de Jesús, quien también destacó del taurino que "siempre estaba dispuesto a ayudar a todos, era uno de los mejores aficionados y criadores de toros del momento".

Ángel Luengo estaba casado en la Vall d´Uixó y era padre de tres hijos, una chica y dos chicos. El director de la revista taurina recordó que "en su última etapa ha sido muy feliz, porque disfrutaba de todo lo que hacía, y aunque todos sabemos el riesgo que corremos al participar en este tipo de espectáculos, él no se merecía un final así".

Víctor Soler, compañero de Ángel en la ganadería que regentaba, también lamentó "esta gran pérdida para el mundo taurino", al igual que Javier Paulo, quien fuese edil de Fiestas de la Vall cuando El Indio ejerció como presidente de las fiestas del barrio Santiago Apóstol, cuando tuvo lugar el suceso del toro Baldoso. Según ha podido saber este periódico, el funeral por la muerte de Ángel se celebrará, con toda probabilidad, esta tarde o mañana por la mañana.