El alcalde de Burriana, José Ramón Calpe, y el concejal de Urbanismo, Javier Perelló, se volvieron a reunir ayer con los representantes de la antigua propietaria de la Papelera El Mijares, Promotora Desarrollos Urbanísticos AMEG SL, y a falta de algunos flecos que afectan al pago de intereses y la reclamación del IVA por parte de Hacienda, podría alcanzarse un acuerdo a principios de la semana que viene, aunque la negociación es posible hasta el próximo 7 de enero.

El pacto se ha movido bajo un supuesto que resulta inamovible, porque así lo ha dictado un órgano judicial: el Ayuntamiento tendrá que pagar 3,7 millones más, aparte de los 4,8 que ya había liquidado en el 2008.

A partir de ahí, ambas partes anunciaron la presentación de recursos, entre otras consideraciones porque el municipio entiende que, aparte de no estar de acuerdo con el justiprecio, no tiene por qué hacerse cargo del importe de la demolición del inmueble, valorado en 300.000 euros. Por su parte, AMEG defiende que el valor de la papelera debería ser de 11 millones porque el Tribunal de Justiprecio no ha calculado la edificabilidad sobre la parcela bruta.

El posible acuerdo, que podría cerrarse la semana próxima, plantea como primera condición la renuncia al recurso por ambas partes. A partir de ahí, el Ayuntamiento sacará a subasta los 11.116 m de techo que posee en Novenes de Calatrava y, con lo que ingrese, pagará el importe de la papelera. El compromiso de AMEG estriba en que, si la subasta queda desierta, como está ocurriendo en muchas licitaciones, ellos se obligan a quedarse los solares municipales al precio de salida como pago parcial del importe de la papelera; una cifra que podría rozar los dos millones. El resto debería satisfacerlo el Ayuntamiento en metálico.

Otra parte del pacto es que AMEG facilitará el cobro al consistorio en dos anualidades --en el 2010 y 2011-- mediante la firma de un nuevo convenio.