Las obras de remodelación de la avenida la Plana de Orpesa comenzarán en agosto y durarán siete meses y medio, por lo que este será un verano de obras en el principal acceso al municipio desde Castellón. No obstante, el alcalde, Rafael Albert, aclaró que "en ningún momento estará todo el vial cortado al tráfico, porque lo que queremos es tener una entrada en condiciones cuanto antes pero que los trabajos causen los mínimos problemas tanto a los vecinos de la zona como a los vehículos". Y es que se trata de una avenida muy transitada, sobre todo en verano, al ser el principal enlace desde la N-340 hasta la playa de la Concha.

"Empezaremos poco a poco, con pequeñas actuaciones y después, cuando ya se tengan que hacer intervenciones de mayor envergadura, se dividirá la avenida para trabajar en dos fases", explicó Albert. En la primera de ellas se actuará en el tramo comprendido entre la gasolinera y la plaza Constitución; y en la segunda, en el resto. "Hemos acordado hacer así la obra con la intención de que el vial no quede completamente cortado al tráfico, por lo que, durante la remodelación, siempre habrá un carril de circulación libre", reconoció el primer edil. Asimismo, se desviará el tráfico por las calles colindantes.

LARGA CONTRATACIÓN // En cuanto a la adjudicación de la obra, ha estado pendiente hasta esta misma semana, puesto que el lunes a primera hora se convocó una mesa de contratación en la que se abrieron las plicas pendientes del informe de los técnicos municipales. Y es que para remodelar la Avenida la Plana se presentaron un total de 26 empresas y algunas de ellas presentaban unas bajas muy importantes respecto al presupuesto de licitación que requerían de un estudio concreto.

Actia, a la que finalmente ha sido adjudicado el proyecto, fue la mercantil con una oferta más ventajosa a nivel económico. Frente a una reforma presupuestada inicialmente en unos 3,8 millones de euros, hizo una propuesta valorada en 1,73 millones, es decir, la rebaja en un 48%. La siguiente más barata fue la de Pavasal, cercana a los 1,75, y después se encuentran Elecnor, con un plan de 1,79 millones, y Ferrovial, que lo valoraba en 1,83.

Con todo, la media se sitúa en torno a los 2,2 millones de euros, es decir, las candidatas están dispuestas a materializar la actuación por un importe un 34% menor al que se planteaba

La explicación de estos descensos se debe, principalmente, a la crisis económica actual y a la importancia que supone para las constructoras poder acceder a los pocos proyectos en materia de infraestructuras a concurso.