El mercado municipal de la Vall d’Uixó, tras varias décadas en funcionamiento y sin haberse acometido ninguna reforma integral, ha cambiado su imagen después varios meses de trabajos y tareas de reforma y adecuación.

Así, el Partido Popular de la Vall d’Uixó ha manifestado su “apoyo al comercio local” mediante la rehabilitación de esta construcción, así como la adecuación de los ejes mercantiles y la creación de Federemlavall y Endavant.

Según el equipo de gobierno de Isabel Bonig “es necesario resaltar el enorme esfuerzo realizado en la actuación en las instalaciones, siendo el único consistorio que ha gobernado en la ciudad que ha apostado por la adecuación de este centro comercial de gran referencia en toda la comarca”.

Así, el edificio, que fue inaugurado a principios de este mes por la alcaldesa de la Vall, acompañada por el director territorial de Comercio, Vicente Bonet, ha recibido una inversión de 230.000 euros, de los cuales 130.000 pertenecían a fondos propios que tenía el Ayuntamiento vallero.

Para Bonig, estas obras eran “necesarias” , ya que el mercado estaba “totalmente obsoleto”. Hay que destacar que los trabajos realizados han sido asumidos por la empresa local Recosan.

Las tareas de rehabilitación han consistido en el cambio de las ventanas, colocación de puertas enrollables de aluminio y cristaleras automáticas, nivelado del suelo de la primera y segunda planta y en la colocación de un nuevo pavimento porcelánico.

También se han instalado escalones de granito, se han acondicionado los aseos de la planta de pescadería y se han arreglado las filtraciones mediante la impermeabilización de la cubierta.

Por otro lado, los trabajos para la instalación de aire acondicionado, otra demanda de los comerciantes, comenzarán próximamente gracias a una subvención de la conselleria de Industria, Comercio e Innovación. Las obras se han adjudicado a la mercantil Refrigeración Balaguer S.L. por un presupuesto de 248.980 euros. H