El joven de 24 años vecino de Onda herido el martes durante la exhibición del primer toro de la tarde sigue hospitalizado y con pronóstico reservado, según fuentes del Hospital de la Plana, que señalaron que “su estado es estable dentro de la gravedad y se está pendiente de su evolución”. El corredor fue corneado en la cara externa del muslo izquierdo al resbalar mientras intentaba recortar al toro, pero al momento pudo levantarse y refugiarse en el cadafal. Sin embargo, la gravedad de su herida hizo que tuviese que ser atendido por los cirujanos de la enfermería del recinto.