Las mancomunidades de la provincia han apostado por los talleres de empleo para dinamizar sus comarcas e impulsar el interior. Una de las más dinámicas es la Taula del Senia (en el norte de Castellón), que con sus diversas iniciativas, como ‘Tierra de encuentros’, ha logrado originar puestos de trabajo aunando tradición y recuperación de varios espacios míticos.

Esta misma semana, la entidad de l’Alt Palancia clausuró una taller en el que se ha creado una senda verde desde Jérica hasta Teruel. Con esta iniciativa se creó un sendero homologado que ha servido para dar empleo a 10 desempleados. En Vilafranca se impulsó ‘Vive la piedra’, en el que se dio formación y experiencia a 15 vecinos sin trabajo ni estudios.