El Ayuntamiento de Almassora refuerza desde hoy el servicio de transporte urbano que enlaza el casco urbano con la playa de la localidad con el objetivo de atender la mayor demanda que se registra con la llegada del estío. La prestación, que mantendrá este horario extraordinario hasta el próximo 15 de septiembre, incorpora, además, traslados al paraje de Santa Quiteria, un área residencial a la que se desplazan muchos vecinos durante el verano.

El transporte público municipal se planifica cada año con el objetivo de atender las demandas de los ciudadanos y prestar un servicio óptimo a los usuarios. Así las cosas, “las paradas, que serán las mismas que las que el autobús urbano desarrolla durante todo el año, incorporarán nuevos horarios para reforzar la mayor demanda de los usuarios”.

Una medida que, tal y como señaló la concejala Ramona Palomares, se acompaña de un reparto de cartelería, instalado en cada una de las paradas, con el objetivo de que los vecinos conozcan con detalle las horas de paso del autobús. “La nueva cartelería se distribuyó el pasado lunes por parte de empleados municipales y estará instalada en cada una de las paradas del transporte hasta el próximo 15 de septiembre”, apuntó la concejala del área.

Para atender estos picos de viajeros, “durante la temporada estival, el transporte amplía el horario para ofrecer un primer servicio a las 7.00 horas de la mañana, con salida en la avenida José Ortiz, y se prolonga hasta las 21.45 horas, que es la última salida a la que se puede acceder desde el distrito marítimo para enlazar con el casco urbano”.

“En los últimos años hemos ido modificando los itinerarios y las cadencias de paso. Se han ampliado para ganar en servicio y prestación a nuestros ciudadanos”, matizó la edila. Así, tal y como manifestó Palomares, “la intención es que los vecinos dispongan de un medio de desplazamiento cómodo y práctico que les permita desplazarse tanto a la playa como a Santa Quiteria”.