El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino ha formulado la declaración de impacto ambiental del proyecto de rehabilitación de las playas situadas al norte del puerto de Vinaròs. Se trata de una obra presupuestada para este año por más de 6,8 millones de euros y cuyo retraso en la ejecución denunció este periódico en la edición de ayer.

La actuación tiene como objetivo mejorar la defensa costera de las playas de el Fortí y Fora Forat a través de la reparación o eliminación de las estructuras actuales, la construcción de nuevas, la aportación de arenas artificiales con objeto de conseguir el avance de las playas, la mejora de la calidad estética de la zona y la construcción de un espigón, al norte de la desembocadura del río Cervol, para retener los sedimentos.

En el calendario de obra se tendrá en cuenta el periodo estival, y el más perjudicial para la explotación de los recursos pesqueros de la zona, aplicando medidas para compatibilizar los trabajos con la presencia de turistas y con la explotación pesquera. H