La investigación que se lleva a cabo por el robo de la imagen de Nuestra Señora de la Cueva Santa de Altura se ha ampliado al extranjero. El subdelegado del Gobierno, Antonio Lorenzo, explicó que las indagaciones “se realizan desde los servicios centrales de la Guardia Civil y ya hay un trabajo a nivel nacional e internacional para localizar esa pieza valiosa desde el punto de vista histórico, patrimonial y, sobre todo, sentimental”.

Lorenzo señaló que “estamos convencidos de que más pronto que tarde se dará con esa obra y, desde luego, la Benemérita va a seguir trabajando para localizarla”.

Este anunció lo efectuó durante la junta de seguridad que presidió ayer en Segorbe y en la que los alcaldes del Palancia le solicitaron que la localidad dispusiera de un puesto principal de la Guardia Civil, bajo mando de un teniente, que supondría un aumento de efectivos en la zona, más especialización de los agentes y proximidad a pueblos que, en algún caso, se encuentran incluso a hora y media de Castellón.

El subdelegado se comprometió a remitir la petición a la Dirección General de la Guardia Civil para intentar reducir la delincuencia en esta comarca, aunque destacó que en los últimos cinco años se ha incrementado en un 50% la cifra de efectivos y que “estamos con mejor equipamiento y dotación que nunca”. Por su parte, el alcalde, Rafael Calvo, criticó que la distribución de agentes se realice en base al número de habitantes “y no se prime la orografía, ni la dispersión de los ciudadanos, ni su seguridad y menos aún en el índice de delincuencia, ni en nuestra población estacional”.

MÁS POBLACIÓN // Calvo también lamentó que en verano, que es cuando la población de la comarca se triplica y, consecuentemente, aumentan los delitos, hay menos agentes en el área por las vacaciones, “no hay sustituciones y las plantillas se reducen de una forma ostensible, pero el censo se incrementa de forma considerable”. No obstante, Lorenzo calificó de “niveles razonablemente buenos” de delincuencia los que se dan en la comarca. H