Orpesa celebró anoche Sant Joan con un homenaje a los dos últimos marineros de la localidad, Juano y Francisco. El Ayuntamiento instaló con ese motivo su barca, ‘Dos Hermanas’, que fue donada al municipio. Después se repartió moscatel y coca.