Vinaròs izó ayer la bandera azul en la playa del Fortí, después de un año de paréntesis sin obtener la certificación por las obras de reforma del paseo marítimo. El alcalde, Juan Bautista Juan, y la edila de Fiestas, Carla Miralles, presidieron el acto, al que también asistieron la reina de los festejos, Carla Martín, y la representante infantil, Blanca Jiménez, junto a las damas de honor. J. F.