La recién nombrada consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, visitó ayer la sede del PP de la Vall d’Uixó para agradecer, rodeada de su equipo, la confianza que los vecinos depositaron en ella en los dos comicios electorales en los que logró la mayoría absoluta.

Bonig tomó el testigo de las palabras de su sucesor en el cargo de alcalde, Óscar Clavell, y aseguró que trabajará “para llevar adelante los proyectos de la Vall. No solo los que me pide el futuro alcalde, sino más”. Clavell, en la actualidad alcalde en funciones, pidió a Bonig que los proyectos que depende de su cartera sean realidad lo más rápido posible.

Se trata del hospital comarcal, del bulevar de San José, la ermita de San Roque y la ruta peatonal que unirá la ciudad con Alfondeguilla. “Estos proyectos están en tus manos”, apuntó Clavell.

Asimismo, la consellera agradeció el “trabajo sufrido y callado” que ha llevado a cabo su compañero en la primera legislatura y explicó que su renuncia para marcharse a formar parte del Consell de Francisco Camps no es más que “una gran oportunidad” para trabajar por la Comunitat, por la provincia y por la Vall. “Me voy a trabajar, pero también a sufrir mucho porque es una época muy difícil”, añadió. “No abandono la Vall”, dijo, apuntando que “las puertas de la conselleria están abiertas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

Por su parte, su sucesor en el cargo al frente del Ayuntamiento aseguró que la ya exprimera edila “ha sido la mejor alcaldesa de la Vall, no solo por ser mujer, sino porque ha sido la mejor”. El actual alcalde en funciones añadió que “el salto de Isabel Bonig a la Conselleria supondrá ventajas y beneficios para la Vall”.

En este sentido, comentó que algunos de los proyectos que dejó en el tintero y que él recoge en esta nueva etapa “son tuyos como consellera y míos como alcalde” por lo que le apuntó que “seré reivindicativo y duro. Tocaré tantas puertas como hagan falta”.

TOMA DE POSESIÓN // El sábado de la semana que viene está prevista la toma de posesión oficialmente de Clavell en un pleno extraordinario, mientras que ayer se aprobó en sesión plenaria la renuncia de Bonig como munícipe. H