La junta de gobierno de Burriana aprobó modificar el contrato para la redacción del plan especial de protección de la Ciutat Vella y entorno de Sant Blai para ajustar el coste del mismo a la ampliación del área inicial de intervención del proyecto con respecto a la firma del primer contrato, que se cerró por 45.000 euros en total.

Así, el Ayuntamiento ha autorizado presupuestar un incremento de 9.155,17 euros sobre esta cuantía, atendiendo a un escrito formulado por la adjudicataria y avalado por los técnicos municipales. El acuerdo adoptado concede a la mercantil Opta Arquitectura y Urbanismo SL un plazo de 15 días naturales para que ingrese el importe correspondiente al reajuste de la garantía definitiva.

La concesionaria deberá tener lista la documentación en un plazo de cuatro meses. Y es que, según fuentes del equipo de gobierno, este está decidido a “desbloquear y sacar a la luz” el plan, lo cual ha obligado a incluir este estudio de integración paisajística para cumplir con los requisitos planteados por la Generalitat valenciana para continuar con la tramitación del programa.

La catalogación del centro histórico como bien de interés cultural lleva implícita por ley la aprobación de un plan especial de protección, que incluye un catálogo de bienes y edificios protegidos y normas para las obras. H