El Consell Valencià de Cultura ha propuesto la declaración de bien de interés cultural inmaterial para Els Pelegrins de Portell por conservar las formas y austeridad propias del origen antiguo, además de mostrar “el arraigo del municipio a su historia y presentar una serie de valores culturales, históricos, religiosos, lúdicos y de identidad”. En este sentido, sugiere a las autoridades civiles y religiosas que “velen por la austeridad y pulcritud del ritual, e intenten evitar las aglomeraciones que caracterizan a otras romerías”.

El informe se trasladará al Ayuntamiento, peticionario del escrito, a la Conselleria de Cultura, a la Diputación y a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. El alcalde, Álvaro Ferrer, mostró su satisfacción por el apoyo del Consell. Y es que, uno de sus miembros, Jesús Huguet, ha sido peregrino. Según documentos del obispado de Tortosa, la particular rogativa ya existía en el año 1514. H