La Caixa Rural Sant Josep de Burriana congregó en la tarde de ayer a más de un millar de personas en la Llar Fallera, que acudieron para participar en el sorteo final de promociones de la entidad bancaria. Con esta rifa, Caixa Rural culmina todas las campañas promocionales que lleva a cabo a lo largo del año y con las que pretende llegar a sus clientes en la capital de la Plana Baixa.

El evento contó con la presencia de las reinas falleras, Isabel Lozano y Carlota Luna, que estuvieron acompañas por el alcalde de la ciudad, José Ramón Calpe; además del concejal de Fiestas, Carlos Solá; y por el presidente de la Caixa Rural y su director general, José Montoliu y José Luis Traver, respectivamente.

Los asistentes recibieron un vale para un refresco y un número con el que participaban en el sorteo de varios lotes de productos de la cooperativa, maletas de viaje y electrodomésticos que suponían un aliciente añadido.

El director comercial de la entidad, Perfecto Romero, se encargó de conducir el sorteo, que comenzó con la rifa de 40 viajes a La Rioja entre los clientes que tienen domiciliada su nómina en la entidad. Los participantes fueron las parejas que durante el año han abierto una cuenta matrimonio y aquellas personas que disponen en sus libretas de un saldo medio superior a 600 euros. Cabe señalar que 15 de estos desplazamientos se adjudicaron con un sorteo con el sistema tradicional de bombos, lo que deparó que la suerte fuera a parar dos veces a una misma persona.

El protagonista de la otra anécdota fue el director general de Caixa Rural, José Luis Traver, que resultó agraciado con uno de los lotes de productos de la cooperativa, aunque declinó recogerlo y fue nuevamente sorteado ante los aplausos del público congregado, que agradeció su gesto. H