Almassora no quiere dejar de tapear. Tanto es así que desde las concejalías de Comercio y Turismo, dirigidas por la regidora Nuria Felip, ya se han puesto manos a la obra para que la segunda edición de la Ruta de la Tapa i el Vi sea una realidad el próximo mes de abril.

Así lo ha confirmado Felip quien, junto a Félix Tejeda, gerente de Divino, ya trabaja en una cita que en su primera edición fue “un éxito”, avalado por las 15.000 tapas y las más 1.000 botellas de vino consumidas por los vecinos en 10 jornadas. Sin embargo, el mayor triunfo es la promoción que supuso para los bares y restaurantes de la localidad. “El evento logró crear mucho ambiente los viernes y sábados en el municipio y supuso una inyección para los negocios”, aseveró la concejala.

En este sentido, son muchos los establecimientos que han continuado con el exitoso tapeo. Así, los viernes Divino organiza los Viernes de Divino y Niuet Park sus populares montaditos y cervecitas. Cafetería Ximo, por su parte, sigue ofreciendo un pincho especial, mientras que otros establecimientos han decidido especializarse en manjares en miniaturas. El objetivo es diversificar la oferta de ocio y dinamizar la economía local, ofreciendo a los vecinos una alternativa muy atractiva. H