El Tribunal de Cuentas ha nombrado un delegado instructor para que practique las diligencias previas contra el proceso de adjudicación por parte del PSOE y Esquerra Unida a la empresa Edycon para la elaboración del proyecto y ejecución del aparcamiento subterráneo del Polígono III de la Vall d’Uixó. La portavoz del grupo municipal popular, Elena Vicente-Ruiz, aseguró que el equipo de gobierno formado por PSOE y EU comenzó estos trámites “pocos días antes de las elecciones del mayo del 2007 a través de Emsevall, empresa pública que únicamente gestiona servicios y que no suple en ningún caso al Ayuntamiento”.

Vicente-Ruiz, explicó que el Tribunal de Cuentas “nos ha notificado que se observan indicios de que se ha cometido algún tipo de irregularidad y que se elevan las actuaciones a la sección de enjuiciamiento para poder nombrar un delegado instructor”. La concejala añadió que “en la documentación que aportamos, el Tribunal de Cuentas ve que podrían haberse cometido irregularidades que supongan una malversación de caudales públicos”.

Según la edila, este proyecto “se adjudicó a través de Emsevall para no tener que dar cuenta a nadie y para que no actuará ni el interventor ni ningún técnico, pese a que, “el técnico económico de la empresa pública dijo que no sabía de dónde iban a salir los dos millones de euros para pagar el proyecto y la ejecución del párking”, dijo.

“Sin embargo, PSOE y EU formalizaron el contrato cuatro días después de perder las elecciones del 2007, sin informe técnico, ni geológico y sin seguir la ley de contratación del sector público. Una vez perdidos los comicios, cuando un equipo de gobierno solo puede hacer acciones de trámite, se dedicó a comprometer a los ciudadanos de la Vall d’Uixó en dos millones de euros para ejecutar una obra y elaborar un proyecto para la empresa que ellos quisieron”, añadió. H