Los problemas de malos olores en los alrededores del mercado municipal de Benicarló, y que se intensificaban en los días de calor debido a los efluvios que emanaban de los contenedores de basura, tienen los días contados.

Y es que ya se han iniciado las obras para instalar islas de contenedores industriales soterrados en los aledaños del recinto comercial. La actuación, como informó el alcalde, Marcelino Domingo, ha sido posible gracias a una subvención de 125.000 euros de la Conselleria de Economía, Industria y Comercio y que servirá para costear íntegramente los trabajos. “A los benicarlandos no nos costará un euro”, puntualizó Domingo. Y añadió: “De esta forma podremos eliminar todos los contenedores que estaban en superficie en la puerta trasera del recinto y que eran los causantes de los molestos malos olores”.

Por otra parte, y respondiendo a las manifestaciones realizadas recientemente por la portavoz del PSPV-PSOE, Xaro Miralles, en las que acusaba al equipo de gobierno de no poner en práctica políticas de empleo eficaces, el munícipe informó sobre los trabajos que está realizando el taller de empleo Benicarló cuida el entorno y anunció que se ha solicitado un nuevo curso que se denominará Benicarló más ciudad y que contará con 30 plazas. “Confiamos en que la Generalitat responda afirmativamente en noviembre”, comentó, e informó de que se dedicará a promoción turística, monitor de medio ambiente urbano y animador sociocultural. H