El Ayuntamiento de la Llosa ha acordado declarar los toros patrimonio cultural inmaterial de la localidad conforme a las disposiciones contenidas en la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. El acuerdo se tomó en el pleno con el voto a favor del PP y la abstención del PSOE

El alcalde del municipio, Joaquín José Llopis, destacó la necesidad de “blindar y proteger algo tan arraigado en la localidad como son nuestros festejos taurinos populares. En la Llosa hay mucha afición y somos uno de los pueblos referente de la provincia en cuanto a exhibiciones”.

Asimismo, resaltó que ha sido “un trámite muy importante y decisivo. Ojalá todos los municipios hiciesen lo mismo. Es una tradición muy nuestra que siempre hemos apoyado de manera incondicional y no queremos que desaparezca nunca”. En la localidad, se celebran festejos manera ininterrumpida desde hace más de 300 años en diversas épocas del año, como las celebraciones en honor a Sant Vicent Ferrer, en abril, o las patronales en honor a San Felipe Neri y San Isidro Labrador, en el mes de septiembre.

En la propuesta se ha tenido en cuenta que los actos con astados son un hecho cultural que no se puede desvincular de la historia y tradiciones de la localidad, que en su caso ofrece raíces singulares tales como: el toro embolado, los encierros, la suelta de vaquillas y reses cerriles, así como la proliferación de asociaciones culturales en torno a este sector.

El Ayuntamiento remitirá el acuerdo a las consellerias de Cultura y Gobernación y al Consejo de Patrimonio Histórico para que muestren su conformidad y las exhibiciones sean inscritos como elementos del Inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Comunitat y de España. H