Desde que el Partido Popular accediera al poder en Vinaròs, se han producido diversos enfrentamientos entre el equipo de gobierno y la oposición, sobre todo, referente a la gestión realizada por el anterior ejecutivo. En este sentido destaca la polémica de las flores del día de Sant Jordi. El portavoz de los populares, Lluís Gandía, denunció que la anterior Concejalía de Cultura había gastado más de 900 euros en flores para una sola jornada, lo que fue calificado de “despilfarro”. Para la exconcejala del área, María Dolores Miralles, se trató de una buena inversión “ya que vinieron visitantes de otros municipios y la celebración fue un éxito”. Con todo, los populares siempre han criticado la gestión económica de PP y PVI.