El Ayuntamiento de Onda ha trasladado a las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA) del municipio su intención de mantener las actividades extraescolares programadas para este curso.

La teniente de alcalde de Educación, María Dolores Feliu, informó a los padres de que sus hijos no se quedarán sin el carnaval del día 17 de febrero, en el polifuncional.

No obstante, la dirección de los colegios ha decidido anular esta celebración como medida de protesta ante los impagos y los recortes del Consell.

“Si los centros educativos quieren suprimir el evento, están en su derecho”, explicó Feliu. Asimismo, argumentó que las AMPA han respaldado la medida tomada por el consistorio y han mostrado su predisposición a colaborar en la organización del acto. H