El encierro taurino de las fiestas de Santa Quiteria está en el tejado de las peñas. El Ayuntamiento de Almassora ha confirmado que aplazará la carrera que desde hace dos años financia en los festejos de mayo a los de octubre, a menos que los colectivos taurinos de la localidad se decidan a colaborar aportando sus toros.

La situación económica actual es la que imposibilita al consistorio acarrear con el 100% de los gastos que comporta el grueso del encierro y la adquisición de los seis astados. Por ello, el concejal de Fiestas, Arturo Soler, pidió la participación a los peñistas en la reunión de la Asociación de Peñas Taurinas de Almassora (APTA), celebrada recientemente, con el objetivo de que “este multitudinario acto no se pierda”.

En este sentido, el titular del área incidió en la voluntad del consistorio de que se celebre este evento taurino que atrae a numeroso público de otras localidades. Sin embargo, puntualizó que si no cuenta con el apoyo de los colectivos será imposible en Santa Quiteria y, por lo tanto, quedaría aplazado a la semana taurina de la Mare de Déu del Roser, que se celebrará del 6 al 13 de octubre.

LA SOLUCIÓN // El ofrecimiento municipal consiste en que cinco peñas o grupos de estas agrupaciones se hagan cargo de la financiación de los toros junto con el Ayuntamiento. Los seis ejemplares pertenecerían a un mismo lote y el gasto se repartiría a partes iguales. A posteriori, cada uno de los patrocinadores se quedaría con un animal que exhibiría en horario vespertino y nocturno, como se hace habitualmente, al igual que con el Bou del Poble del propio Ayuntamiento.

Así, Soler confirmó que está recibiendo numerosas ofertas de toros para la entrada y aseguró que pasar a formar parte de este acto “es beneficioso para las peñas” y para las fiestas de mayo. H