Cáritas Torreblanca ha recibido una importante donación de alimentos por parte de un colectivo local que le permitirá aumentar el número de productos con el que abastecer a 66 familias necesitadas. Y es que la demanda de productos básicos como tomates, arroz, cebollas o patatas hace que esta oenegé reciba con gratitud cualquier donativo que se haga.

Cáritas cuenta en la actualidad con 12 voluntarios que atendieron en el 2011 a 1.472 personas, de las cuales se sigue ayudando de forma continuada a 66 familias. De la cifra global del año pasado, 27 casos fueron de grupos que no percibían ningún tipo de prestación, 15 pertenecían a la etnia gitana, 380 personas no tenían techo, 24 eran parados de larga duración y había cuatro familias monoparentales y cuatro toxicómanos y discapacitados.

Las aportaciones son sufragadas gracias a la generosidad de los fieles de la parroquia y de las personas que, de buena voluntad, reconocen la importancia de la labor que realiza Cáritas en unos momentos muy difíciles para numerosas familias necesitadas.

Además, la oenegé recibía recientemente el premio a la Información, las Libertades y Derechos Humanos, concedido por la Asociación de Empresarios de la localidad, que reconocía su importante labor y su función indispensable durante la crisis. H