El Ayuntamiento de Almassora ha adjudicado a dos jóvenes de la localidad la gestión y explotación del quiosco de la plaza Santa Isabel. La junta de gobierno celebrada ayer aprobó la contratación a favor de Lucas Bernat y Javier Iglesias de la concesión administrativa de las instalaciones que coronan este espacio público.

“Somos conscientes de que nos encontramos en un momento difícil y crítico a nivel económico. Esta coyuntura ha afectado a todos los niveles de la población en materia de empleo, de forma especial al sector juvenil”, señaló la edila de Empleo, Nuria Felip.

Estos empresarios han anunciado que van a contratar un cocinero almazorense, Nacho Colomina, que fue alumno de la Escuela de Hostelería del Grao de Castellón. Y es que la intención de los adjudicatarios, tal y como han manifestado al consistorio, es abrir las puertas de este nuevo negocio durante las próximas fiestas de Santa Quiteria en mayo. H