Benicàssim abrirá dos ambulatorios para Semana Santa con el fin ofrecer un servicio extra a la multitud de visitantes que acoge la localidad esos días, y también se garantizará una mayor seguridad en las playas activando el servicio de socorrismo.

Y es que todo está a punto para la celebración de la Pascua en la localidad, tras la correspondiente adecuación del litoral. El consultorio médico de Azulmar, situado en la playa de Els Terrers, prestará servicio de 9.00 a 11.00 horas, mientras que el de la calle Vila-real estará en funcionamiento de 12.00 a 14.00 horas. Ambos han abierto ya sus puertas y su actividad se extenderá hasta el día 4 de mayo, de lunes a viernes, y contarán con la habitual cobertura que presta la Conselleria de Sanidad con facultativos y auxiliares para poder realizar el servicio con los requisitos indispensables.

El concejal de Sanidad, Juan Emilio García, explicó que confía en que con la ampliación de la prestación “se pueda atender en las mejores condiciones posibles a la gran cantidad de ciudadanos que recibe Benicàssim durante las vacaciones y que en cualquier momento pueden precisar de atención sanitaria puntual”.

Dos ambulatorios que se suman a los otros dos existentes en el municipio, Vilamar y Atlanta, que están reformados y cuentan con el equipamiento necesario. Además, el primero, tras las últimas obras, ya dispone de la licencia de actividad municipal.

VIGILANCIA // Por otro lado, las playas también contarán con el servicio mínimo de socorrismo para garantizar una mayor seguridad para los usuarios. Cruz Roja tiene previsto ubicar dos puestos en la playa de Heliópolis, uno en la Torre de San Vicent y otro en l’Almadrava, con un equipo de casi una decena de profesionales acuáticos, más el patrón y el conductor de ambulancias.

Estos empleados trabajarán, en principio, del 6 al 9 de abril y los días 14 y 15 de abril, a falta de cerrar por completo el convenio con el consistorio benicense. H