El 99% de los proveedores del Ayuntamiento de Burriana que tenían facturas líquidas, vencidas y exigibles a 31 de diciembre de 2011 se han acogido al real decreto 4/2012. Así, de los 3,9 millones que se contabilizaron en facturas pendientes de pago, finalmente se concertará un préstamo de 3,8 millones, ya que alrededor de 100.000 euros no entran finalmente en este procedimiento.

La corporación municipal burrianense aprobó ayer concertar esta operación crediticia que permitirá pagar estas facturas, con los votos favorables de los ediles del PP, la abstención de los socialistas y la postura contraria de Cibur. H