El Ayuntamiento de Almassora prevé reducir a la mitad los gastos derivados de la partida de telefonía gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías. Este es el objetivo que se ha marcado el consistorio a través del uso de “medios alternativos que resulten más económicos”, según explica el concejal de Hacienda, Enrique Brisach. Una medida que se suma a las ya adoptadas en el plan tendente a poder ajustar las cuentas municipales.

En estos momentos se trabaja en un sistema para canalizar, a través de un único número, la transmisión de llamadas de los diferentes departamentos. De hecho, según las mismas fuentes, ya se realizan pruebas con la Concejalía de Servicios Sociales y está previsto que se implemente en otras áreas que ya están descentralizadas.

Asimismo, el consistorio también ha establecido limitaciones en las llamadas a móviles a través de una circular interna para todo el personal técnico y político, en la que se prioriza contactar con el exterior a través de números fijos y a usar el correo electrónico “como vía de comunicación alternativa y con coste cero para el consistorio”.

Por otra parte, a los dos portavoces de los grupos de la oposición se les ha establecido un gasto máximo mensual de 50 euros para realizar las llamadas a través del móvil. Una medida que el portavoz del Bloc, Xavi Trenco, ve con buenos ojos y cree que se debería fijar “algún tipo de control para todos”. H