Los Ayuntamientos de la Llosa y la Vilavella se han adherido al convenio que la Diputación de Castellón tiene firmado con los municipios de más de 20.000 habitantes y que realizan exhibiciones taurinas con el fin de que la carne de una de las reses que se exhiben se done a gente necesitada de la provincia.

Así, estas dos localidades aportarán los animales al Banco de Alimentos de Castellón en bolsas de un kilo o en forma de hamburguesas y será la entidad la que lleve a cabo el control sanitario del almacenamiento en las cámaras de congelación y refrigeración que hay en su sede.

La acción se enmarca en la campaña del área provincial de Acción Social Sóc Solidari con la que durante el pasado año repartieron unos 7.320 kilos de carne, lo equivalente a más de 30.000 raciones de comida.

La vicepresidenta provincial del departamento, Esther Pallardó, valoró la “actitud de los dos consistorios que han pedido participar en un proyecto que permite cubrir las necesidades básicas de muchas personas”. H